Gracias por tu colaboración

Tu ayuda nos permite seguir anunciando a Jesucristo. Son muchos detalles los que necesita una parroquia. Nuestro tesoro es Jesucristo, presente en la Eucaristía, al servicio del cual está la liturgia, la catequesis y la caridad.

Tú has contribuido con la mayor labor social hacer posible que Dios sea conocido y amado. Gracias por tu generosidad.